jueves, diciembre 07, 2006

Cerro La Cruz


Sábado, 5:45 AM, me encuentro apoyado en un poste de semáforo esperando a Rodrigo que me pase a buscar, en el intertanto pasan unos curahuillas caminando, otros en auto, y también algunos rumbo a su trabajo. Lo que pensaba sería un inicio de la caminata a oscuras rápidamente desaparece de mi mente, pues los primeros atisbos de rayos del Sol comienzan efímerante a despejar la bóveda celestial.

Nos encontramos con Slavko y Mauricio en la Larraín, al llegar al parque procedemos al debido registro con el guardia, nos equipamos y comienza el ascenso, afortunadamente aún estamos bajo la sombra del cerro y podemos aprovechar avanzar más frescos todavía.

Tras los primeros metros se nota la evidente falta de estado físico, al menos habló por mi mismo, pero puedo afirmar que al menos otros dos están en la misma condición. Pasada la torre de alta tensión comienza la subida propiamente tal, con un suelo seco y duro que no hace muy agradable el ascenso e inmediatamente hace pensar lo tortuosa que podrá ser el retorno.

De este modo seguimos subiendo, al filo del sol y la sombra hasta casi llegar al mirador, donde el Sol ya nos alcanzó y, desde ese punto en adelante ya no tendríamos más sombra aparte de uno que otro árbolito en el camino. Parada alimenticia en este punto para reponer energías, momento que aproveché para retratar los cerros Provincia y Alto de las Vizcachas, algo de flora y una mariposa que por ahí deambulaba.

El siguiente objetivo era seguir por el filo, orillando el alambrado existente hasta el inicio de la zona rocosa que es parte de la aproximación a la zona de las antenas. Yo sólo había llegado hasta el inicio de esta zona cuando vinimos en invierno con Martin y Giancarlo, el resto estaba cubierto de nieve, lo que hacía un tanto peligroso seguir en esa ocasión.

Slavko y Mauricio ya estaban bastante extenuados, pero decidimos llegar a las antenas en dos rápidos tramos, dejando Mauricio escondida su mochila en bajo una construcción a mitad del camino para evitar transportar peso. Llegamos poco después del mediodía y, donde nos encontramos con otras dos personas que ya habíamos visto en el camino. Haciendo unos breves cálculos nos dimos cuenta que por tiempo y otros compromisos no alcanzaríamos a subir a la cumbre, por lo tanto, sólo Rodrigo se aventuró con los otros caminantes.

Un cóndor macho bastante grande se nos acercó, mi cámara estaba lejos y con el lente inadecuado, por lo tanto, no tengo testimonio de tal fantástica ave, salvo un par de fotos que Slavko logró capturar donde al menos se alcanza a divisar la silueta de nuestra ave nacional.

Emprendimos regreso, Mauricio recuperó su mochila y, unos metros más abajo se torció el pie, pero afortunadamente no fue nada mayor.Hasta el mirador ningún problema, pero el tramo desde ahí hasta la torre de alta tensión realmente fue un suplicio para nuestros pies, logrando enojarnos a Slavko y a mi debido a la impotencia reinante, ya que lo único que debíamos hacer era bajar a muy pesar de nuestro cuerpo. En varias ocasiones nos sentamos bajo la sombra de la vegetación de la ruta, tan sólo a reclamar y descansar.

Alrededor de las 7PM llegamos al auto, y unos 10 minutos después llego Rodrigo quien si había alcanzado la cumbre y, por el tiempo entendemos no se detuvo tantas veces como nosotros.

En esta ocasión hay testimonios gráficos de Slavko, Rodrigo y mis fotos.

1 comentario:

Slavko dijo...

Muy buen reporte,
Tambien fotos salieron muy buena.
Espero que proxima vez subimos hasta la cumbre.
Saludos